viernes, 31 de mayo de 2013

¿Cuanta cantidad de alcohol es peligrosa para el bebé?


No se conoce una cantidad "segura" de consumo de alcohol durante el embarazo. El consumo de alcohol parece ser más dañino durante los primeros tres meses del embarazo; sin embargo, tomar alcohol en cualquier momento del embarazo puede ser perjudicial.

El alcohol incluye la cerveza, el vino, las bebidas a base de vino y las espirituosas.
Un trago se define como:
  • 12 onzas (340 ml) de cerveza
  • 5 onzas (140 ml) de vino
  • 1.5 (40 ml) onzas de licor
La cantidad que se bebe es tan importante como la frecuencia con la cual se bebe.
  • Incluso si usted no bebe con frecuencia, tomar una gran cantidad una vez es especialmente dañino para el bebé.
  • Las borracheras con la bebida (5 o más tragos en una ocasión) incrementan enormemente el riesgo para un bebé de sufrir daño relacionado con el alcohol.
  • Tomar cantidades moderadas de alcohol estando embarazada puede llevar a un aborto espontáneo.
  • Las bebedoras empedernidas (aquellas que toman más de dos bebidas alcohólicas al día) están en mayor riesgo de dar a luz a un hijo con síndrome de alcoholismo fetal.
  • Cuanto más beba usted, más aumentará el riesgo de daño para el bebé.



No beba alcohol durante el embarazo
Las mujeres que estén embarazadas o que estén tratando de quedar embarazadas deben evitar beber cualquier cantidad de alcohol. La única manera de prevenir el síndrome de alcoholismo fetal es no tomar alcohol durante el embarazo.
Si usted no sabía que estaba embarazada y tomó alcohol, deje de tomarlo tan pronto como se entere de su estado. Aunque es improbable que el trago ocasional que usted se tomó antes de descubrir que estaba embarazada le vaya a hacer daño a su bebé, cuanto más pronto deje de beber alcohol, más saludable será su hijo o hija.
Trate de reemplazar las bebidas alcohólicas con sus contrapartes no alcohólicas: por ejemplo, podría optar por una piña colada sin alcohol en lugar de la verdadera bebida.
Si usted no puede controlar la bebida, evite comer o beber en compañía de personas que estén tomando alcohol.
Las mujeres embarazadas que padecen alcoholismo deben vincularse a un programa de rehabilitación para alcohólicos y deben hacerse examinar detenidamente por un médico a lo largo del embarazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada